El Dios Momocho


Momo ha sido homenajeado desde siempre. Cuando de borracheras y sexo se trata, el Ser Humano siempre está a la
orden del día.

Al igual que a los hombres, todo hijo quiere parecerse a su padre, para bien o para mal todos pasamos por algo así; al menos una vez, solo que en este caso hablamos de nada más y nada menos que de un Dios.

Momocho desea ser grandioso y eterno como su padre, pero, no puede evitar fracasar, su madre, Lesbos le ha dado una habilidad increible, la de cometer errores, parece broma pero perfectamente podría ser el Dios de Murphy (por la Ley de Murphy ¿no?)

Pero Momocho supo donde ubicarse gracias a un sabio consejo de su padre. – Hijo, si quieres disfrutar de lo que yo, pero no puedes negar el don de tu madre, debes ir hacia los lugares donde los errores siempre se hacen presentes también. Ve hacia los talleres de Murga!!

Anuncios